Sospechas y disidencias

Iroel Sanchez Espinosa

Pero el meñique del pie no se me ve…

Cayó en mis manos en envoltorio gris –la realidad puede ser más irónica que cualquier artificio utilizado por el discurso valorativo, y juro que no pretendo enjuiciamientos, sobre todo cuando mi propio blog está lejos de agradarme– pero allí estaba, en uno de esos paquetes grises en que vienen envueltos los premios a los resultados en el Fórum investigativo de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas: un librito magro donde se antologaban los posts de Iroel Sánchez Espinosa publicados en su blog La pupila insomne.

El libro había sido publicado para la última edición de la Feria Internacional del Libro cubana, una feria con una particularidad notable: la ausencia bochornosa de títulos nuevos. Se editó El lobo esteparioLa letra escarlataSarrasineLa metamorfosis, algunos títulos utilitarios: El ABC del cuentapropista, etc.; Casa presentó varias propuestas interesantes en su colección “La Honda”, y el resto fue completado con los despojos de ferias anteriores, con los libros que no habían sido vendidos hasta ese momento. Fue la feria de los almacenes. Hizo furor la venta a peso de cada uno de los tomos de las Obras Completas de José Martí. En el Diario de la Feria de Villa Clara escribí que Martí se volvía asequible a precio de un Martí (todos sabemos que la imagen del Apóstol es el icono del peso cubano). Y finalmente se acabó la feria, y comenzaron a aparecer los títulos que no se habían visto durante los días de esta fiesta…

Quizás la Feria no fue mala. Vivo en Villa Clara, una provincia más. Tal vez en La Habana la Feria fue todo un éxito…

Sin embargo, ante tan pocos volúmenes, Iroel Sánchez Espinosa tenía su flamante libro, editado de tal modo que semejaba el formato web, un libro claro en sus propósitos: Sospechas y disidencias. Una mirada cubana en la web, era su título. Y uno, que es sospechoso, tiende a suponer que detrás de tal intención editorial, en un contexto donde la industria editorial cubana está en crisis, existe un interés… ¿gubernamental será la palabra?

Al libro de Iroel ni siquiera lo editaron en papel gaceta. En papel gaceta se edita el tomito Búscate en mí, una antología de los poetas místicos españoles, aunque leer a los poetas místicos españoles sea más agradable que leer a Iroel, aunque el talento de los primeros sea mayor que el talento de Iroel, ¿verdad?

Yo soy optimista: espero que en la próxima Feria del Libro se edite una antología con los trabajos publicados por La joven Cuba, un blog que Iroel Sánchez Espinosa se ufanó en defender ante la arremetida de la corresponsal de AP, Andrea Rodríguez, cuando estos organizaron su Encuentro de blogueros cubanos, y la prensa extranjera acreditada los tildó de oficialistas y progubernamentales (el post de Iroel es del 28 de abril del 2012). Y soy optimista a pesar de saber que a La joven Cuba la han intentado sacar del aire, porque aun cuando pueda ser tildada de progubernamental, como han hecho con La pupila insomne, su objeto de atención es la situación interna de Cuba, no la guerra mediática, evidente, real, peligrosa, que nos han tendido desde los grandes conglomerados mediáticos. La joven Cuba no es igual a La pupila insomne, aunque sus nombres evoquen los años treinta del pasado siglo en la historia patria, y la revolución que se fue a bolina…

He aquí la condición paradójica de la situación cubana: lo que diferencia al blog de Iroel Sánchez del blog de los estudiantes universitarios matanceros, es lo que los hace similares. Ambos están alojados en algún servidor de WordPress.com , como La soledad sonora; cualquier individuo con acceso a internet –lo que invalida la posibilidad de un cubano cualquiera– puede entrar, leer, compartir las informaciones allí situadas. En el caso de Iroel se justifica su trabajo en tanto arremete contra el mainstream de opiniones que corren en la red de redes atacando al proyecto cubano. En el caso de La joven Cuba, la puesta en relieve de las deficiencias del proyecto social cubano, constituye un acto sacrílego y peligroso, en tanto 50 años de Revolución han acendrado el prejuicio de no darle motivos al enemigo. No se puede dejar la puerta abierta para que nos ataquen. Por eso, ningún cubano se identifica con lo que dice la prensa cubana hoy, y el desencanto crece…

Recientemente  se intentó silenciar a La joven Cuba. La mayoría del pueblo cubano no sabe de estas cosas. De hecho, el pueblo cubano común desconoce la labor de su paladín incontestable y heroico en la lucha contra el cerco mediático: Iroel Sánchez Espinosa, y su égida: La pupila insomne. A Iroel le cabe le orgullo de considerarse una suerte de guerrero innominado y underground contra las potencias malévolas e igualmente ignotas que nos acechan. Por suerte los niños y los ancianos cubanos desconocen el aquelarre de figuras diabólicas que intentan desterrarlos de sus prerrogativas: Yoanis Sánchez y camarilla –otra vez la ironía vuelve a aparecer: un primer apellido semejante, nada más. Si lo supieran, quizás no dormirían, aterrorizados toda la noche; aunque el estado de vigilia, en una situación de cerco, no es la actitud más acertada.

Entiéndase que creo legítima la labor de La pupila insomne, porque creo legítima la actitud de réplica a cualquier poder. Entiéndase que me parece poco justa y ética la actitud de un gobierno que decide no visibilizar los movimientos de oposición, para luego desacreditarlos mediante reportajes y libros que semejan estocadas contra fantasmas. Muchas veces se publican en los medios trabajos sobre polémicas que han tenido su arco de desarrollo ignorado por los propios medios, y luego son presentados de modo poco objetivo y descontextualizado. Qué sabe el público cubano del reciente escalofrío provocado por el affaire Zurbano. Entiéndase que no entiendo cómo se decidió –y quién lo decidió– cancelarle el acceso a internet a los jóvenes de La joven Cuba. Entiéndase que no entiendo que tenga que ser D¡az-Canel, vicepresidente primero, el que tenga que arreglar tales desaguisados, como tuvo que hacerlo cuando el MININT censuraba la intención de los medios de publicar la información relativa a los cambios de chapas, que ya ha comenzado.

Solo estoy seguro que a Iroel no le van a prohibir el acceso a internet. Esta pequeñita certeza alumbra poco en el camino intrincado de la blogosfera cubana, pero alumbra. Quizás, en uno o dos años, se realice otra recopilación de en texto impreso. Mientras tanto, esperemos que internet se vuelva cada vez más una plataforma para la defensa de la Revolución, y que la Revolución se vuelva cada vez una plataforma para la defensa de la propia Revolución, donde se visibilicen a nuestros opositores, que no están solo en la disidencia, que a veces están hasta en el partido. (Recuerdo, hará dos años, lo sucedido en Sancti Spíritus.) Para ello la prensa no puede responder al PCC.

Tengo la certeza de permanecer invulnerado, a pesar de estas palabras.

banderacubavuelosbaratosacuba

Anuncios

2 comments

  1. Parece que te tiraste en una piscina sin agua. Mira lo que te respondieron en La joven Cuba:
    http://jovencuba.com/2013/06/17/certezas-y-confluencias/

    Cuando tuvimos dificultades (por emplear un eufemismo) el pasado año, el asunto se hizo de conocimiento público en diciembre y en ese entonces Iroel Sánchez dedicó toda una noche en la Habana a escuchar mis quejas y reclamos, coincidimos en muchos puntos y aconsejó qué camino debíamos tomar en La Joven Cuba. El desenlace del asunto habla por sí solo, Iroel tuvo razón y el sentido común prevaleció.

    Hasta esa noche tuve sospechas sobre él, entendí que era un disidente como yo pero al que le tocaba un espectro de la realidad distinto al mío, mientras yo abordo temas nacionales él escribe sobre lo que el poder económico y político mundial trata de ocultar constantemente. En ocasiones la denuncia de la hegemonía externa se subestima, también olvidamos cuán difícil puede haber sido convertir su blog en uno de los mejores posicionados en el país, cuánto esfuerzo hay detrás de ello. ¿Acaso tenemos derecho a marginarlo/etiquetarlo? ¿No es eso precisamente lo que combatimos nosotros? Esa noche me obsequió su libro autografiado, por el apoyo mostrado en nuestro peor momento le estaré siempre agradecido, esos son los momentos que cuentan.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s